Estadísticas

Mostrar el contenido por clics : 633513

Patrocinadores

  • Novartis Vaccines

Web Médica Acreditada

Web Médica Acreditada. Ver más información

Web de Interés Sanitario

Home Información Epidemiológica Carbunco. Epidemiología y situación mundial

Carbunco. Epidemiología y situación mundial

 

 

 

 

 

CARBUNCO

 

Epidemiología y Situación mundial (2012)

 

 

 

 

EPIDEMIOLOGÍA

El carbunco es una enfermedad zoonósica, bacteriana aguda, producida por el Bacillus antrhacis, un bacilo G+, formador de esporas. La enfermedad es conocida también con el nombre de Ántrax, Pústula maligna, Enfermedad de los cardadores de lana y Enfermedad de los traperos.

Según la vía de entrada se distinguen varios tipos clínicos de Carbunco:

1.- Carbunco Cutáneo: Es el tipo más frecuente (95% de los casos). Comienza con prurito en la piel expuesta, que evoluciona en 2 a 6 días hacia una escara oscura (negra) hundida, rodeada de edema extenso, generalmente no dolorosa. Los sitios más frecuentes de infección son la cabeza y las extremidades superiores. Sin tratamiento puede diseminarse (en un 10-20% de los casos) a los ganglios linfáticos regionales y a la sangre, apareciendo septicemia masiva, o atacar a las meninges, presentando una tasa de letalidad sin tratamiento del5 al 20%, pero con tratamiento antibiótico adecuado pocos pacientes mueren.

2.- Carbunco por inhalación: Es la denominada enfermedad de los cardadores de lana. Los síntomas iniciales son mínimos e inespecíficos (fiebre, tos leve, y malestar general) y se producen tras la inhalación de esporas del B.anthracis. En el término de 3 a 5 días aparecen los síntomas de insuficiencia respiratoria, fiebre alta y choque séptico (con mediastinitis hemorrágica), sobreviniendo la muerte en casi el 100% .de los casos aún con tratamiento.

3.- Carbunco intestinal: Más raro y difícil de identificar. Tiende a manifestarse en brotes de intoxicación alimentaria. Se debe a la ingesta de esporas, que en parte resisten el jugo gástrico y germinan en el intestino. Se inicia con dolor abdominal seguido de fiebre, septicemia y la muerte en aproximadamente el 50% de los casos.

4- Carbunco bucofaríngeo: La enfermedad bucofaríngea primaria es muy atípica. Se presenta como una lesión primaria localizada casi siempre en las amígdalas, que se acompaña de fiebre, dolor de garganta y adenopatías regionales dolorosas, que se sigue normalmente de toxemia generalizada.

Es importante destacar que la bacteriemia por B.anthracis puede aparecer con mayor o menor frecuencia en todas las formas de carbunco y casi siempre es mortal.

El diagnóstico del carbunco, tras la sospecha clínica, se confirma en el laboratorio, con la identificación del microorganismo causal ya sea en sangre, en material de las lesiones o en las secreciones gástrico, ya sea mediante cultivo o por la inoculación en cobayas.

El reservorio de esta enfermedad puede considerarse telúrico (el suelo), ya que los animales herbívoros, domésticos y salvajes padecen la enfermedad y mueren rápidamente, con expulsión de los bacilos en las hemorragias terminales. Al exponerse al aire, las formas vegetativas esporulan y estas esporas resisten situaciones ambientales adversas y los desinfectantes habituales, pudiendo permanecer viables en el suelo durante años. La piel y los cueros de animales infectados pueden también albergar las esporas durante años y ser los fómites que expandan la infección. Cabe destacar que existen al menos 7 países con reservas de esporas para uso militar.

La transmisión, en el carbunco cutáneo, se produce por contacto de la piel con tejidos animales que han muerto de esta enfermedad(piel, lana, cuero), con tierra contaminada por la sangre de estos animales infectados o incluso con la harina de sus huesos utilizada como abono. Se sospecha la posibilidad de la transmisión por moscas, como vehículo transmisor por picadura y como vehículo mecánico, en sus patas. El carbunco respiratorio se produce por inhalación de esporas, sobre todo asociado a procesos industriales como el curtido de cueros o el procesamiento de lana o huesos, que pueden generar aerosoles con las esporas del B.anthracis. El carbunco intestinal y el bucofaríngeo se deben a la ingestión de carne mal cocida contaminada.

La transmisión del Carbunco de persona a persona es muy rara, sólo descrita normalmente en cuidadores de pacientes con infección cutánea en malas condiciones higiénicas, y nunca por inhalación, pero debe tenerse en cuenta que los objetos y el suelo contaminados por estos pacientes pueden permanecer infectantes durante años.

Tinte de Cuero Marruecos (Autor: Dinar Reiskoffer)

El periodo de incubación es de 1 a 6 días, si bien es posible que abarque hasta 60 días.

La susceptibilidad a la infección es indeterminada, existiendo datos que sugieren que la infección no se manifiesta en personas en contacto frecuente con el agente infeccioso. Si se ha determinado que la resistencia del ser humano es superior a la de los animales herbívoros.

 

 

SITUACIÓN MUNDIAL

El carbunco es una zoonosis ampliamente distribuida por todo el planeta. Sigue siendo enzoonótica en la mayoría de los países en vías de desarrollo, y ocurre de forma esporádica en muchos otros países. En cuanto a los casos humanos es una enfermedad que se produce comúnmente en profesionales que trabajan con ganado, cuero, lana, etc.

El análisis histórico de los datos epidemiológicos a nivel mundial, según la OMS, revela las siguientes proporciones aproximadas: (a) un casos de ántrax cutáneo humano por cada 10 carcasas de ganado con ántrax, (b) un caso de ántrax entérico humano por cada 30-60 animales infectados con ántrax, (c) se producen entre 100-200 casos cutáneos por cada caso entérico en seres humanos. Estas proporciones son en realidad variables, según el nivel debido al diferente control veterinario y las distintas condiciones del ganado, siendo la incidencia de enfermedad humana más alta en África, Oriente Medio y Asia central y meridional.

Por REGIONES, la situación del carbunco puede resumirse así:

- Como ocurre en muchas otras enfermedades de origen zoonótico, la región más intensamente afectada es el Oeste africano, pero también es un problema significativo en otras regiones de África. Cabe destacar el brote ocurrido en Zimbawe entre 1979 y 1985. Debido a la guerra y la consecuente interrupción de todas las medidas preventivas veterinarias, se produjo en este país el mayor brote conocido, con unos 10.000 casos, casi todos de carbunco cutáneo, por lo que se produjeron sólo por su causa alrededor de 100 muertes.

- La verdadera situación en América Latina no está bien definida, pero es enzoótica en Centroamérica, México y Guatemala, disminuyendo según se progresa en dirección sur (no se da ya en Belice). No existe en todo el Caribe con la excepción de Haití y es de nuevo enzoótico en Perú, Bolivia y Venezuela.

- Los países de Oriente Medio y las antiguas repúblicas de la URSS siguen experimentando ántrax hiperendémico. Un incidente muy conocido fue la liberación accidental de esporas en 1979, por un laboratorio de Sverdlovsk, en la Unión Soviética, que causó 64 muertes, casi todas por carbunco pulmonar.

- En Asia, el ántrax es enzoótico en el sur de la India, pero es menos frecuente o está ausente en los estados indios del norte, (donde el suelo es más ácido), mientras que en Nepal la enfermedad es endémica. Algunos países del Sudeste Asiático se encuentran afectados gravemente (Myanmar, Vietnam, Camboya, China occidental y Tailandia, que solía estar libre, ahora es endémica). En los últimos años se han producido varios brotes en Bangladesh, como el brote explosivo de 607 casos ocurrido en 2010. Malasia y Taiwán se encuentran libres de enfermedad y en Filipinas e Indonesia se limita a las regiones concretas.

- Europa ha experimentado una reducción global progresiva en el número de casos (de ganado y humanos) gracias a los programas de control veterinario. Como resultado, la enfermedad está ahora ausente o es esporádica en las latitudes medias y superiores del continente, pero todavía es común en muchos países europeos del Mediterráneo (España, Grecia, Italia, Turquía y Yugoslavia)

 

- En EEUU y Canadá la incidencia es muy baja (a excepción de ciertas regiones concretas en Canadá y del suroeste de Texas), pero se debe mencionar el ataque bioterrorista que sufrió EEUU, con esporas de B.anthracis en septiembre de 2001. Se repartieron mediante envíos de correo y resultaron afectadas 18 personas, de las cuales 7 presentaron formas cutáneas y 11 formas pulmonares, de las que murieron 5. Este incidente puso de manifiesto la importancia real de este bacilo como agente biológico para la guerra y el terrorismo, ya que presenta una relativa facilidad de manejo y es muy virulento.

En España es una EDO, pero sólo en aquellas regiones donde aún es muy prevalente, con unos 50 casos declarados de media anual. Como en la mayoría de los países desarrollados, a partir del ataque deliberado en EEUU, en nuestro país existe un plan elaborado para afrontar este tipo de posible contingencia. Es el “Protocolo de actuación ante una emisión deliberada de esporas de B. anthracis”, publicado por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.


Última actualización (Lunes, 13 de Mayo de 2013 09:40)